¿EXISTE EL CRECIMIENTO PERSONAL?

¿EXISTE EL CRECIMIENTO PERSONAL?

   Hablar de Crecimiento Personal es algo que está muy de moda en los últimos años, todos de alguna manera u otra hemos oído hablar de ello o incluso hemos iniciado procesos de este tipo, pero yo me pregunto ¿Qué es exactamente esto del crecimiento o desarrollo personal? ¿En qué consiste? ¿Cómo se hace?

El desarrollo personal, término creado en Bruselas Bélgica en 1987, incluye actividades que mejoran la conciencia y la identidad, impulsan el desarrollo de las habilidades personales y de los propios potenciales, contribuyen a construir capital humano y facilitan la empleabilidad, mejoran la calidad de vida, y contribuyen a la realización de sueños y aspiraciones.

   Si nos basamos en esta definición y paramos un momento a reflexionar sobre ella, ¿no llegamos a la conclusión de que al fin y al cabo de lo que está hablando es de VIVIR? ¿No pensamos que por muy bonita o interesante que se escriba esa definición está hablando de algo tan humano como APRENDER? ¿No nos damos cuenta de que es un proceso que vivimos todos lo decidamos o no?

  Crecer de forma personal lo hacemos cada día, con cada decisión, con cada relación, en todos y cada uno de nuestros movimientos, pero no somos conscientes de ello, las prisas del día a día, el miedo a conocernos demasiado, la incapacidad para dedicarnos el tiempo que nos merecemos nos impide ser dueños de este proceso de Crecimiento Personal, pero está ahí.

  ¿Qué es entonces lo que debemos buscar? Creo que tenemos que parar y darle el lugar que le corresponde a nuestro desarrollo más íntimo, todo aquello que somos y hacemos nos acompaña a diario, no podemos librarnos de ello y no puede desaparecer, pero nuestros miedos e inseguridades nos impiden en muchas ocasiones ser capaces de ordenar todo aquello que nos hace sentirnos mal, que nos angustia o nos preocupa.

   Y ¿Por qué nos ocurre esto? El sufrimiento nos incomoda, el cambio nos asusta, y decidimos de manera más o menos consciente huir de ese proceso, no da miedo que aquello que nos podamos encontrar no nos guste y requiera un cambio para el que no estemos preparados.

   De ahí la importancia de conectar con nuestras necesidades más vitales, aquellas que nos invitan a la búsqueda de nuestra satisfacción personal, aquellas que nos motivan a poner en funcionamiento todas las herramientas con las que contamos y que tal vez desconocemos y que nos ayudarán a generar cambios y afrontar dificultades.

   Así que os animo a lanzaros sin miedo a ello, desnudarse a uno mismo para poder colocar la ropa en nuestro armario de vida es una tarea imprescindible, porque siempre habrá ropa que ya no nos vale o está vieja y debemos desechar, habrá otras prendas recién compradas que tendremos que colocar con cuidado para que no se estropeen, ropa a la que tenemos cariño y guardamos como un tesoro, etc….

   El Crecimiento Personal se convierte en algo más que un proceso de cambio, es un estilo de vida, es un reciclaje continuo que tenemos que ser capaces de ver desde un prisma positivo, como la aventura apasionante que supone VIVIR y APRENDER, tenemos que tener claro que siempre supondrá una ganancia para nosotros, que es algo que suma a nuestra mochila de vida y que crecemos acompañados por nuestro entorno social, emocional, familiar, laboral, etc…. No estamos solos en esto

“La mente que se abre a una nueva idea, jamás volverá a su tamaño original”

SUSCRÍBETE AHORA!!!
Es GRATIS y siempre estarás informad@

Si te gusta mi Blog y quieres estar informad@ en todo momento sobre Nuevos Post y Nuevos Talleres, no lo pienses más y suscríbete de forma gratuita ahora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *